Año cálido y seco.

El invierno fue suave y poco lluvioso.

La primavera, cálida y de habitual pluviometría.

El verano fue caluroso, especialmente en el tiempo de cosecha.