Los vinos de Lagravera nacen en un enclave privilegiado, entre las vertientes meridionales de la Serra Llarga y el río Noguera Ribagorzana, entre las comarcas de Segriá y la Noguera, entre los 300 y los 600 metros de altitud. Es una zona bien conocida por aquellos que buscan obtener vinos de calidad.
Disponemos de 20 ha. divididas en 20 parcelas en las que utilizamos una filosofía agrícola estricta. Trabajamos con diversas variedades autóctonas, principalmente con la Garnacha (también somos miembros de la asociación Terra de Garnatxes), una de las variedades históricas mediterráneas. No en vano, nuestra bodega ha sido la primera en elaborar este monovarietal en la provincia.

Cuando llega la primavera, una inmensidad de flores están abiertas y nos ofrecen una imagen impactante llena de colores y tonalidades. Se trata de la “Melange Wolf” una colección de 29 semillas diferentes que hemos sembrado, no por capricho, ya que así se crea un microhábitat atractivo para infinidad de insectos que nos ayudan a mantener las cepas sin grandes plagas o enfermedades.

Un rosal en la punta de cada fila de cepas nos sirve como sensor de enfermedades, con la particularidad de que cada variedad de uva tiene asociada una variedad y color de rosa.

Loading...

Las fincas

Las fincas experimentan su propio microclima, caracterizado por la escasez de precipitaciones y un alto contraste de temperaturas entre invierno y verano, así como entre el día y la noche. La cosecha se realiza íntegramente de forma manual, desde la selección del racimo en la viña hasta la bodega. Se elabora bajo las marcas ‘Ónra’, ‘Laltre’ i ‘La Pell’, siendo estos últimos los que creamos con las uvas de las viñas más viejas de la provincia, 24 variedades diferentes plantadas en 1889 en la viña centenaria en Castelló de Farfanya.

Viña Núria

Loading...

En la viña Núria los suelos son poco profundos sobre arcilla, muy pedregosos y de textura franca a arenosa que, dada la escasa pluviometría de la zona, se convierten en extraordinariamente exigentes para la viña. El incremento, año a año, de materia orgánica, no labrar y las capas de hierba complejas están transformando este terreno en un microcosmos biodiverso que permite a las raíces explorar y nutrirse de material de mucha calidad.

El Vinyet (1889)

Loading...

En la viña de Castelló de Farfanya, resguardada por el Montsec y con vistas al Monasterio de les Avellanes (año 1166) los suelos son francos, con un contenido de arcilla suficiente para mantener una buena humedad incluso en años muy secos. Suelos muy profundos y ricos, hecho que ha permitido que la viña haya superado los más de cien años en plenas condiciones.

Viña La Figuera

Loading...

Una viña ubicada en La Figuera, Algerri, integrada en el Espacio de Interés Natural de la Serra Llarga. La viña se encuentra a una altitud de 600 metros, la mayor de la zona. Muy cerca se han encontrado más de 25 almazaras que se usaban en el siglo XV para fermentar el vino, lo cual indica que las viñas y y el vino forman parte de este paisaje desde hace mucho tiempo.

La bodega

Nuestros vinos descansan en un antiguo almacén agrícola de 1958, dentro del ámbito de la casa solariega de la familia, que recupera su uso agrícola. Un lugar de silencio donde se unen tradición y modernidad, sostenibilidad económica y ambiental. Una obra singular que se nutre de sus antiguos elementos de carácter industrial para transformarse en bodega.

En la bodega trabajamos de forma totalmente personalizada cada vino, unos fermentan en acero inoxidable, otros en madera, otros en cemento y otros en ánforas de barro.