El nacimiento

Lagravera nace de la ilusión por recuperar las tradiciones. Partiendo de un entorno difícil, con una climatología de extremos, Lagravera vio la luz como proyecto de recuperación de un terreno y de las tradiciones.

Desde el principio la agricultura ecológica se impuso como la mejor forma de trabajar esta primera viña, viña Núria. Así, desde el primer momento Lagravera obtuvo el certificado del Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica-CCPAE.

Viña Núria cuenta con 11,48 hectáreas que se dividieron en 14 parcelas. Las plantas se han adaptado perfectamente al terreno pedregoso y han sabido sacar lo mejor de estos suelos dando una personalidad única y mineral a nuestros vinos.

Los buenos resultados hicieron evolucionar a Lagravera hacia la agricultura biodinámica, la tierra ofrece lo que se le da.

Los inicios

Los comienzos siempre son interesantes, las personas y el ecosistema se tenían que conocer para conectar y trabajar juntos, para extraer lo mejor de cada uno.

En 2011, después de seis años aprendiendo de la flora, la fauna, la tierra y el cosmos que nos rodeaba, comenzamos a trabajar con la biodinámica. Con ello se introdujeron los preparados de fitoterapia, el compuesto natural y la colaboración de las abejas y las ovejas para el mantenimiento de la viña. Pero lo más importante es la conexión que se ha producido entre la viña, los vinos y las personas: el autoabastecimiento nos permite cerrar el círculo de la vida de nuestros caldos.

En 2014 obtuvimos el sello Demeter que nos certifica como la primera bodega de agricultura biodinámica de la región.

Vinya núria-Lagravera. Una antigua gravera recuperada es ahora una viña donde se cultiva bajo los preceptos de la biodinámica.

El punto de inflexión

Otro hecho marcó el 2011 que hizo dar el salto diferencial a Lagravera. Ese año encontramos el Vinyet, nuestra viña centenaria (de 1889) en Castelló de Farfanya, una de las primeras viñas post-filoxeras con menos de una hectárea y 24 variedades locales y autóctonas diferentes.

La viña centenaria nos ha permitido seguir evolucionando, entre otras cosas, elaborando un tipo de vinos más exclusivo que además de la biodinámica incluye la fermentación en ánforas y un trabajo puramente manual. Además, trabajamos con el INCAVI para conocer y clasificar las variedades encontradas en esta viña.

Hoy

Actualmente tenemos 20 ha. en propiedad. Lagravera es una marca consolidada y seguimos creciendo en el mercado catalán. Los últimos años estamos abriendo nuevos mercados en diversos continentes fruto del interés que despiertan nuestros vinos y nuestra forma de trabajar.

No podemos parar de movernos y hacemos también vinos para restaurantes con sumilleres y chefs de renombre, tales con el Àbac (una garnacha y monestrell para menú degustación), Céleri (un vino sin filtrar ni estabilizar) o Can Jubany (una barrica de 500l.).

También buscamos resultados diferentes experimentando con las variedades, con ánforas de barro y poniendo siempre mucha pasión en todo lo que hacemos.

Lagravera somos

Sergi Garcia

Director

Soy licenciado en Derecho y posgraduado en Comercio Internacional. Nunca he ejercido como abogado porque casi desde el principio comencé en el mundo del vino, primero como responsable de tareas comerciales en dos reconocidas bodegas de la DO y actualmente, dirigiendo el proyecto Lagravera, innovando y en constante mejora de mí mismo.

Miquel Garcia

Viticultor

Soy ingeniero forestal. Me inicie en la viticultura en la bodega más grande de la DO con un funcionamiento y forma de entender el cultivo muy diferente a la actual, en la que nos situamos y nos adaptamos a la biodinámica.

Pilar Salillas

Enóloga

Soy enóloga, sumiller e ingeniera agrícola. He trabajado en la DO Terra Alta, DO Penedés, Sonoma County a California, DO Penedés y finalmente DO Costers del Segre desde el año 2012. Me hace muy feliz poder trabajar en la zona donde crecí. Mi trabajo es mi pasión, y el vino mi forma de vida. En Lagravera, trabajar con la biodinámica nos permite mostrar la expresión de esta maravillosa tierra que nos ofrece vinos únicos.

David Legazpi

Bodeguero

Apasionado del vino. Me encanta aprender, compartir y hablar largo y tendido sobre este arte. Me esfuerzo cada día para aprender nuevos conocimientos que me permitan amar y entender mi trabajo. Poder trabajar con la biodinámica me ha permitido abrir la mente y conocer de primera mano esta filosofía de trabajo. Tengo una cosa muy clara, el buen vino es aquel que a uno le gusta.