Nuestra bodega trabaja con una filosofía de máximo respeto por los procesos naturales, siguiendo los principios de la biodinámica, certificados por Demeter.

Practicamos la enología
sensible:

Observamos y respetamos la naturaleza y sus ciclos, para que nuestra intervención en el proceso de elaboración del vino sea la mínima posible.

Lo que la naturaleza da,

no-se-quita-copy

“La naturaleza tiene todo lo que necesitamos para obtener buenos vinos.”

Nosotros dejamos que se exprese libremente, interviniendo lo mínimo posible. Escuchamos, observamos y respetamos sus ciclos para que ella misma sea la que nos sorprenda con los ricos matices y elegantes complejidades de cada añada.

O cuidar la Tierra como lo hacían nuestros abuelos y tatarabuelos.

Recuperamos prácticas agrícolas ancestrales como el pisado de la uva, la observación de los astros y de nuestro entorno, o la fitoterapia, para poder elaborar el mejor vino y mantener nuestras viñas sanas y libres de plagas, disminuyendo drásticamente el uso de químicos.

La energía de la luna influye en todo: personas, animales y plantas. Nosotros nos guiamos por sus fases para optimizar el cultivo de nuestras viñas y la calidad de nuestros vinos biodinámicos.

Para nosotros es tan importante la fauna como la uva.

Su efecto en la naturaleza nos permite tener una tierra sana y fuerte sobre la que cultivar la vid. Las abejas ayudan en la biodiversidad realizando la polinización, las ovejas comen hierba, dejando la cubierta vegetal en perfecto estado, y las vacas nos dan estiércol para fertilizar la tierra.

Con las variedades más desconocidas de “El Vinyet”, elaboramos microvinificaciones, un proceso de investigación de variedades experimentales que nos permite descubrir singulares estilos de vino que pueden abrir nuevas oportunidades en el futuro.

Lo que pasa en las viñas, el campo y la bodega, se nota en el vino.

Y nosotros queremos que el nuestro transmita el buen humor y el cariño con el que lo hacemos todo: el cultivo, la vendimia, las fermentaciones, el embotellado, la venta y la entrega. Cuanta más buena vibra, mejor sabrá el vino.

Cuidadores de vino

Pilar Salillas

Líder del proyecto
y enóloga

Miquel García

Viticultura

David Legazpi

Cuidador de vinos

Núria Anaya

Administración

Marzena Dziuk

Ventas

Nuria Arnó

Finanzas y
Control económico

Saidou Ba

Viticultor

Marcelino Saz

Viticultor